Saltear al contenido principal

Feng Shui para el Comedor.

El acto de compartir una comida implica siempre una celebración que fortalece los lazos de intimidad, afecto y confianza, que también podemos armonizar con feng shui.

Forma de la mesa

La mesa es el mueble comunitario por excelencia, el que reúne a la familia a su alrededor. La forma de la mesa es importante y se puede interpretar de acuerdo a la Teoría de los Cinco Elementos. La mesa cuadrada corresponde al elemento Tierra, aporta estabilidad y un estilo de vida conservador. La mesa rectangular corresponde al elemento Madera, establece jerarquías, ya que habrá dos cabeceras, más importantes que el resto. La mesa redonda corresponde al elemento Metal, expresa ecuanimidad y fraternidad.

Intimidad

La casa tiene un gradiente Yin/ Yang, comparable a la zonificación en áreas públicas y privadas. El comedor se encuentra ya en el ámbito Yin: es decir, el nivel de actividad aquí es moderado. Para ayudar a crear las condiciones Yin, el comedor debe proveer suficiente intimidad y seguridad; para ello los asientos deben estar respaldados por tabiques sin grandes ventanales, tampoco quedar de espaldas a la puerta de entrada. Si el comedor tiene ventanas muy grandes al exterior (exceso de Yang), deben proveerse de cortinas adecuadas.

Iluminación

Es conveniente disponer de una luz que se dirija puntualmente al centro de la mesa, en lugar de una iluminación general de todo el ambiente. La luz hacia el centro de la mesa favorecerá la intimidad y la comunicación.

Cuadros y espejos

Es muy recomendable que las paredes del comedor no queden desnudas: coloca algunos cuadros o adornos a una altura conveniente, pensando que tendrán que verse desde la posición de sentados. Un espejo que refleje la mesa es un buen detalle: duplicará simbólicamente a los alimentos  y a los invitados.

Colores en el comedor

En el comedor, los colores de vajilla y mantelería serán los que están más cerca de nuestro campo visual, por lo tanto son tanto o más importantes que los colores del ambiente. Los colores se pueden elegir según las sensaciones que quieras generar en tu comedor: los colores derivados del naranja (por ejemplo, durazno y salmón), integran a la familia y favorecen la comunicación. El color verde crea una atmósfera informal, lúdica y de compañerismo. El color blanco indica protocolo y formalidad. Cuanto más elaborado y completo sea el servicio de mesa, más prolongada será la comida y la sobremesa.

Volver arriba
Buscar
Abrir chat
¡Comunicate con nosotros!